Gana dieta “globalizada”

enero 08, 2024

Un estudio realizado por expertos de la UNAM revela que el consumo de alimentos en México está influenciado por determinantes socioeconómicos, demográficos y geográficos. En el sur del país, especialmente en zonas rurales, se mantiene una dieta tradicional basada en maíz y frijol, mientras que en el norte y en las ciudades predomina una alta ingesta de carnes rojas, lo que afecta la salud y la sustentabilidad.

La dieta tradicional mexicana, que solía ser predominante, ahora es seguida solo por aproximadamente el seis por ciento de la población, según la investigadora Louise Guibrunet. El 94 por ciento restante ha sustituido el frijol y el maíz por trigo, incluyendo productos ultraprocesados y carne. Este cambio, conocido como transición nutricional, tiene graves consecuencias para la salud y la sustentabilidad.

La investigadora Ana Gabriela Ortega Avila destaca que la transición nutricional contribuye a un aumento en enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Además, señala que la alta ingesta de carne, en lugar de proteínas vegetales como el frijol, plantea preocupaciones de sustentabilidad, ya que la producción de carne tiene un mayor impacto ambiental en comparación con el cultivo de vegetales.

El estudio, titulado “Determinantes socioeconómicos y demográficos del consumo de alimentos en México,” destaca la necesidad de abordar estos cambios en los patrones alimentarios para mejorar la salud pública y la sustentabilidad en el país.

Fuente: La Crónica de Hoy

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *