Por carestía, los mexicanos piden cárnicos más baratos.

junio 18, 2024

La inflación que se registró a consecuencia de la pandemia de COVID-19 elevó los precios de los cárnicos en más de 30%, ante lo cual los consumidores ajustaron el consumo de cortes de res hacia productos más baratos. De acuerdo con fuentes del sector, México se convirtió en el principal consumidor de pancita o menudo del mundo (…) En 2023 se logró un repunte, llegando a 210 mil toneladas métricas y mil 200 millones de dólares, y este año se prevé sigan esos montos. Halstrom dijo que los altos precios de la carne de res tienen que ver con que en Estados Unidos “estamos saliendo de una sequía, una liquidación del hato ganadero en los últimos dos años, y un ciclo bajo ganadero. Ha habido un suministro reducido de cabezas para el sacrificio y, en consecuencia, los precios han estado altos”.

Fuente: El Universal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *